Ski en Cervinia

Ski en Cervinia

Viajes esqui Cervinia para Puente Inmaculada, Navidad, Fin Año y Reyes.

Ciudad de Destino: Cervinia

Categorías: ITALIA SKI

Etiquetas: CerviniaInmaculadaITALIANavidadReyes

Desde 996€

Solicitud de información sin compromiso

Dejar vacío:

Por favor, introduzca el texto que aparece en la imagen a continuación. Si no puede leerlo, pruebe con otra imagen pulsando el botón de recargar  

CAPTCHA Image

Descripción

INCLUYE:

7 noches de alojamiento en ocupación indicada

6 días de forfait * consultar Dominio

NO INCLUYE:

Tasas de estancia.

Fianza aptos. Sabanas, toallas, limpieza final. Consultar
Avión. Traslados entrada y salida. Consultar.
Seguro Accidentes/Asistencia/Anulación SKI PLUS

 

Cervinia (Italia)  

Informacion General

Todos la conocen como Cervinia, en Valle de Aosta, localidad de esquí famosa por la belleza de sus paisajes y la variedad de sus pistas de esquí, sin embargo Cervinia es el nombre con el que viene denominada por sus visitantes una zona de montaña mucho más vasta. El conjunto de Breuil-Cervinia, este su nombre completo, abarca un área que se extiende del municipio de Valtournenche situado a 1.524 metros, hasta los 3.408 metros del Plateau Rosà, y alcanza casi los 4.000 metros con el Piccolo Cervino. Incluye también los 4.478 metros del imponente Cervino, la montaña emblema de la zona, “la pirámide perfecta”.

El nombre Breuil-Cervinia no es casual. En dialecto de la zona “breuil” significa “tierra de muchas aguas”, como prueban los numerosos lagos, torrentes y cursos de agua que caracterizaban la zona de asentamiento original. Breuil-Cervinia surgió hace más de doscientos años a los pies del Monte Cervino, en la cuenca del Breuil, inmenso prado del Cervino hasta ese momento accesible sólo tras horas de camino. En los años 30  las construcciones de la cuenca de Breuil se contaban con los dedos  de una mano, hasta que en 1934 fue fundada la Sociedad Cervino y en 1936 se construyó el primer teleférico Breuil- Plan Maison, poniendo, así, el primer ladrillo para el desarrollo de uno de los mayores centros de esquí de Italia y de Europa.

El   complejo   de   Breuil   Cervinia Valtournenche Zermatt es uno  de los más amplios de los Alpes; se desarrolla sobre tres valles y en dos naciones, Italia y Suiza, con más de 360 kilómetros de pistas, sumamente variadas e inigualables que permiten esquiar alternando los recorridos más sencillos hasta los que requieren una mayor experiencia. En la zona no se practica sólo el esquí alpino, gracias a la presencia de un imponente parque de snow, el Indianpark de Cervinia (nacido en 2003), una zona de freestyle de más de 400 metros de largo y 100 de ancho dirigida a los snowborders y freestyle esquiadores de todos los niveles. En Valtournenche se encuentra Wild West Park, un recorrido permanente de skicross y jump para el freestyle.

Breuil-Cervinia es la meta ideal para los esquiadores de fondo, con un perímetro de 3 km, indicado tanto para principiantes como para expertos. Gracias a la elevada cota (2.050 metros), la pista aparece nevada naturalmente y permanece abierta todo el invierno. Accesible fácilmente, se sitúa a la entrada de la localidad, con el Cervino como fondo y  rodeada por la cadena del Grandes Murailles, una estructura de cimas, todas ellas por encima de los 3.500 metros. En la localidad de Champlève, en Valtournenche, se encuentran otros dos anillos, uno de 4 km y uno de 6,5 km en Maen.

La característica distintiva de la localidad Breuil-Cervinia es, sin lugar a dudas, la posibilidad de esquiar durante todo el año. De hecho, parte de las estructuras del Matterhorn Ski Paradise, el complejo de esquí italo-suizo que une las localidades de Valtournenche, Breuil-Cervinia y Zermatt, se encuentra en el glacial del Plateau Rosa, siempre nevado. Dotado de casi 350 km de pistas, dispone de numerosas instalaciones de ascenso, entre ellos el teleférico que sube hasta casi la cima del Piccolo Cervino.

Espléndido, no lejos del centro habitado de Cervinia, surge el Lago Blu, en el que se refleja la imponente cima. Además del Lago Blu en el valle merece la pena visitar el Lago Goillet, un evocador lago artificial a 2.550 metros de altura, cerrado por una presa y usado para la producción de energía hidroeléctrica y para la nieve de las pistas.

Forfait Breuil-Cervinia Valtournenche

SKI AREA BREUIL-CERVINIA

Si el Cervino se encuentra en el centro de este gran complejo internacional, entre Italia y Suiza, el éxito de Breuil-Cervinia se debe también a la posibilidad de salir y regresar al pueblo con los esquíes siempre puestos. Incluso en plena temporada, gracias a la elevada altura donde se bifurcan las pistas de retorno, de la mítica Ventina, que termina su trayectoria justo en el pueblo, a los trazados de Cretaz y los de Cieloalto, todos comunicados entre ellos a través de una densa red de remontes. En Breuil-Cervinia te puedes olvidar del coche. Los únicos medios de transporte conocidos, además de las instalaciones de remonte, son las máquinas pisanieves. Y para los más deportistas, los esquíes de alpinismo y las raquetas de nieve.

La  Pista del Ventina: De los 3.500 metros de Plateau Rosà, el mayor balcón blanco de los Alpes, desde el que tenemos un amplio panorama que va del Cervino, que a pesar de sus 4.478 metros de altura nos da la impresión de poder tocarlo, al Monte Blanco (4.810 m) y al Monte Rosa (4.634 m), del Gran Paradiso (4.061 m) a las montañas del Piamonte, con el inconfundible perfil del Monviso (3.841 m), a las más cercanas de Saboya y de Suiza, con las cimas de Eiger (3.970 m) y de Jungfrau (4.158 m) que vigilan el Oberland Bernés, empieza la espléndida y encomiada pista del Ventina, que también se puede tomar desde la pista del Pequeño Cervino, si nos encontramos en territorio suizo. Pero “sólo” desde el Plateau Rosa parten los 11 “auténticos” quilómetros de trazado clásico, que se concluyen en Cervinia. S

El cerro del Theodulo: Si Plateau Rosà es la puerta de acceso más conocida para llegar al complejo suizo de Zermatt, el cerro del Theodulo también es un cómodo acceso: podemos llegar allí desde Breuil-Cervinia, utilizando los telesillas “Plan Maison”, “Fornet” y “Bontadini”. Una peculiaridad histórica: desde mediados del siglo XVI, los habitantes de Valtournenche utilizaban el cerro del Theodulo  para comerciar con los vecinos suizos, pasando por donde actualmente se encuentran las pistas de esquí para alcanzar las principales ciudades del Valais.

La ciudad de las piedras – Pancheron: Podríamos llamarla la otra cara del Cervino. Desde aquí hasta el pueblo de Cervinia, desde donde parten los telesillas de Cretaz y Pancheron, el “Noble Escollo”, como una pirámide orientada hacia el cielo, proyecta la sombra de su enorme triángulo de nieve y roca sobre los esquiadores que vienen a conocerlo más de cerca. Desde aquí, cambian las perspectivas, los ángulos y las vistas: la pared Sur y la “Testa del Leone” (cresta del Cervino) parece que se diviertan confundiendo los perfiles: a veces montaña imponente, y tras la curva una montaña que encanta con sus desbordantes líneas rectas orientadas hacia arriba, como si quisieran alcanzar el sol. Y el telesilla de Pancheron (6 plazas, cúpula de protección, barra de seguridad para niños) ha contribuido en la ampliación de la rica oferta del complejo del Cretaz. 

Cieloalto: Si la pista del Ventina es la más conocida, no menos famosas son las pistas del Cieloalto, donde en los años setenta se disputaban las competiciones de la Copa del Mundo. Cuestas empinadas, cuyo punto final está rodeado de bosques (ideal para entrenamientos incluso con poca visibilidad: niebla o nieve), se adaptan a las exigencias del esquiador más experto, que busca gratificación técnica en trazados difíciles desde el principio al final. Cieloalto, hasta donde se puede llegar con los esquíes puestos, directamente desde la pista del Ventina con una diagonal de enlace, muy panorámica, tiene la ventaja de quedar fuera del alcance de los grandes flujos de esquiadores, por lo tanto es ideal para entrenamientos de gigante y slalom.

 

 SKI AREA VALTOURNENCHE

De los 3.200 m de la colina superior de Cime Bianche, al margen del glaciar del Ventina, hasta los 1.600 m de la salida de las instalaciones, existen pistas adecuadas tanto para principiantes, como para los más expertos, como Reine Blanche, una de las pistas más largas y hermosas de Europa, que se toma en el Pequeño Cervino y posee 2.300 m de desnivel y 20 km de descenso. El área de Valtournenche, conectada con Breuil-Cervinia,  y desde ahí con Zermatt, dispone de 11 pistas rojas, 10 pistas azules, 2 negras y 1 área recreativa para niños. Tres de dichas pistas pueden transformarse en pistas de entrenamiento o competición con homologación nacional e internacional, dotadas de línea de cronometraje.

Instalaciones veloces, modernas, te permitirán disfrutar de las pistas de Valtournenche y las sensaciones más intensas. Para empezar, las pistas 4 y 7, accesibles con el telesilla Motta, o la Pista 9 con el telesilla Becca d’Aran, pistas para principiantes en formato extra-large, las pistas ideales para abandonar los Baby de los primeros ejercicios y aventurarse en el mágico mundo del esquí. Un poco más arriba encontramos la 5 y la 6, accesibles con el telesilla Bec Carrè, punto de referencia del complejo. Estas dos pistas empiezan con dos canales, donde esquiar con amplias curvas o estrechas serpentinas, que durante el descenso se amplían hasta unirse en un único trazado que nos lleva al telesilla. Entre estas dos se encuentra la 15, caracterizada por paredes empinadas y cambios de pendiente, pista favorita de los agonistas la eligen para sus entrenamientos, así como los huéspedes en busca de emociones fuertes. El Sometta es un telesquí que pronto será sustituido, muy apreciado por las impresionantes vistas que se pueden ver durante su recorrido, cuencas entre el valle de Ayas y Valtournenche, una terraza con vistas a la magnífica cuenca del Breuil, bajo la sombra del majestoso Cervino. Desde aquí se acceder a las pistas 11 y 12, caracterizadas por pendientes medias y sencillas. El Sometta permite también el enlace con los complejos de Breuil-Cervinia y de Zermatt, para una oferta de esquí y turismo sin igual. La Reina de Valtournenche es la pista n° 1, la “Reine Blanche”. Se puede tomar en el Pequeño Cervino a 3.883 m de altura y representa uno de los trazados más largos de Europa: 20 km. aproximadamente, 2.300 m. de desnivel.

Après Ski

Cervinia puede ser animado los fines de semana y durante los períodos de vacaciones, cuando la muchedumbre de Turín y Milán están en la ciudad, pero igualmente puede ser muy tranquilo durante la semana.

Hay unos 30 bares après-ski entre los que elegir. Lo Yeti  es uno de los más populares, el Dragon Bar atrae más a los visitantes del norte de Europa, sobre todo por su cobertura de grandes eventos deportivos en la TV vía satélite. El Max Club de Cervinia es uno de los dos clubs en la localidad, que se vuelve más animado después de la medianoche.

Cervinia es una especie de paraíso para los amantes de la cocina italiana, desde una pizza casera y un espresso rápido,  todos de alta calidad, hasta restaurantes de la calidad gourmet exigida por italianos y visitantes adinerados.

En la actualidad hay más de 50 restaurantes en Cervinia y sus alrededores, así que hay mucho donde elegir. La Chandelle, en el Hotel Hermitage, es una gran opción para una comida gourmet, que ofrece alta cocina local e internacional y una excelente carta de vinos.

La Taverna di Gargantua es una buena opción de gama media; mientras que para las grapas italianas, Falcone está a la cabeza. Igualmente en Metzelet disfrutarás de una gran cocina local junto especialidades alpinas, como la fondue.

Cervinia también sobresale en las pistas, con pequeños refugios de montaña de gestión familiar, que sirven cocina casera con ingredientes de granjas locales, todo a precios muy asequibles y en un ambiente agradable (Igloo en la pista 7 Ventina, Bondtadini y chalet Etoile).

Cervinia ofrece también una amplia gama de actividades, además de esquí y el snowboard, tanto dentro como fuera de las pistas. En el pueblo hay un centro de deportes, cine, bolera y una pista de patinaje sobre hielo. Para algo un poco diferente, puede visitar una gruta de hielo en el Klein Matterhorn, hacer karting sobre hielo, o ver el paisaje desde arriba en parapente. Los conductores de automóviles también tienen la oportunidad de probar sus habilidades en un circuito de hielo 1,5 km.

De vuelta a las pistas, entre las numerosas opciones están: motos y raquetas de nieve, kite esquí, ciclismo de nieve y trineos.

Ficha Tecnica Breuil-Cervinia

Km de pistas : 150 Km 

Cuota maxima : 3480 m 

Cuota minima: 1524 m

Remontes : 19

Pistas Azules : 41 Km

Pistas Rojas : 98 Km

Pistas Negras : 11 Km

Snowpark : 2 

 

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies propias con finalidades técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Pueden existir enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

Entendido Gestionar cookies